Espirometría

Es una prueba diagnóstica que nos permite estudiar la ventilación pulmonar, es decir la cantidad de aire que la persona puede inhalar y exhalar y la velocidad a la que expulsa el aire de los pulmones. Tras una inspiración máxima, el paciente debe expulsar todo el aire de sus pulmones a través de una boquilla conectada a un pequeño dispositivo durante un tiempo determinado. Los valores que se obtienen se comparan con unos valores estándar que se basan en edad, talla, raza y sexo. Esta prueba sirve para diagnosticar enfermedades propias de los pulmones como el asma o el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y enfermedades neuromusculares u otras que puedan afectar la movilidad de la caja torácica.

Pedir Cita